El hiato: Explicación para niños

¡Hola amiguitos y amiguitas! ¿Están listos para aprender algo nuevo y emocionante? Hoy les voy a contar una historia sobre un amiguito llamado Hiato. Estoy segura de que les va a encantar. Abróchense sus cinturones de curiosidad porque vamos a empezar.

¿Qué es el hiato?

Primero, ¿saben qué es una vocal? Claro, son esas letras que a veces cantamos como en la canción del abecedario: A, E, I, O, U. Pues bien, cuando dos vocales se encuentran y deciden no tomarse de la mano, pero aún así quieren caminar juntas, ¡eso se llama Hiato! Es como si dos amiguitas quisieran caminar juntas al parque, pero cada una quiere su propio espacio. No quieren tomarse de la mano, pero sí quieren estar cerca.

El paseo de las vocales

Imaginen que están en un paseo con sus amigos del colegio. Y tienen dos amiguitos, Ana y Emi. Si Ana y Emi deciden caminar juntas pero no tomarse de la mano, son como el hiato. Un ejemplo de esto en palabras sería «pa-í-s», donde la «a» y la «i» caminan juntitas pero no se toman de la mano.

Ahora, piensen en otros amigos, Oli y Uri. Si caminan juntitos pero también sin tomarse de la mano, son otro ejemplo del Hiato. En palabras, sería como decir «o-ído», donde la «o» y la «i» están cerca, pero cada una tiene su espacio.

Juegos de vocales

Hay algunas veces que las vocales deciden hacer algo diferente. Si recuerdan, dijimos que cuando no se toman de la mano se llama Hiato. Pero, ¿Qué pasa si deciden tomarse de la mano y caminar muy pegaditas? ¡Eso es otro juego! Y tiene otro nombre, pero hoy nos vamos a centrar en nuestro amigo Hiato.

Para que recuerden mejor, piensen en palabras como «a-éreo» o «ba-úl». En cada una de esas palabras, las vocales se encuentran, se saludan, pero deciden no tomarse de la mano. Es como si dijeran: «¡Hola, amiga vocal! Vamos a caminar juntas, pero cada una en su carril».

Aventuras con el Hiato

Así que, niños y niñitas, cada vez que lean un libro o vean palabras, pueden jugar a buscar a nuestro amiguito Hiato. Es como un juego de escondite, pero con letras. A veces puede que no lo encuentren y otras veces ¡ahí estará, esperando que lo descubran!

Y no olviden, nosotros niños y niñas somos como las vocales también. A veces queremos nuestro espacio, y otras veces queremos estar muy pegaditos a nuestros amiguitos y amiguitas. Y eso está perfectamente bien. Todos somos diferentes y especiales a nuestra manera. ¡Espero que hayan disfrutado aprendiendo sobre el Hiato! La próxima vez, les contaré más historias y aventuras de otras palabras y letras. ¡Hasta la próxima, pequeños y pequeñas del mundo de las palabras!

¿Qué tarea le puedo dejar a mis niños de preescolar para el tema: El hiato?

Aquí te dejo algunas ideas de tareas divertidas y apropiadas para niños de preescolar sobre el tema del Hiato:

  1. Coloreando vocales: Proporciona una hoja con varias palabras que tengan hiato. Pídeles que coloreen las vocales que están juntas pero no se toman de la mano. Por ejemplo, en la palabra «pa-í-s», colorearían la «a» y la «i».
  2. Juego de emparejar: Imprime tarjetas con palabras que contienen hiato y otras que no. El objetivo es que emparejen solo las que tienen hiato.
  3. Canción del hiato: Crea una canción corta y pegajosa sobre el hiato y enséñales. Pueden cantarla mientras señalan las vocales que forman hiato en palabras que vean en libros o revistas.
  4. Historias de vocales: Anima a los niños a crear su propia historia o dibujo donde dos vocales se encuentran y deciden caminar juntas, pero sin tomarse de la mano. Luego, pueden compartir sus historias con la clase.
  5. Búsqueda del hiato: Dale a cada niño una revista o periódico viejo y una lupa (si tienes). Pídeles que busquen y rodeen palabras con hiato. ¡Es como ser un detective de vocales!
  6. Juego de saltar el hiato: En el patio o en un espacio libre, dibuja con tiza varias palabras en el suelo. Los niños deben saltar de vocal en vocal solo en las palabras que tienen hiato.
  7. Crea tu propio libro del hiato: Dale a cada niño varias hojas de papel y pídeles que hagan un librito donde dibujen palabras con hiato y las ilustren. Por ejemplo, pueden dibujar un «ba-úl» y luego ilustrarlo.
  8. Collage del hiato: Los niños pueden recortar palabras con hiato de revistas o periódicos y pegarlas en un papel grande, creando un collage del hiato.