El sistema nervioso: Explicación para niños

¿Cómo están, mis pequeñitos y pequeñitas? ¡Espero que se encuentren súper bien! Hoy les voy a contar sobre algo muy especial que todos nosotros, niños y niñas, tenemos dentro de nuestro cuerpecito. Se llama sistema nervioso. Es un poco como la red de trenes o carritos que llevan mensajes por todo nuestro cuerpo. ¡Vamos a aprender juntos!

Nuestro gran mensajero: El sistema nervioso

Imagínense que tienen un tren de juguete que va por toda la casa, llevando cartitas y mensajes de una habitación a otra. Bueno, así funciona nuestro sistema nervioso. Es como un tren que lleva mensajes desde nuestros dedos de los pies, hasta la punta de nuestro cabello.

Por ejemplo, si tocan algo calientito con la mano, ese tren de mensajitos le avisa rápidamente al cerebro: “¡Ouch! ¡Caliente, caliente!” Y es por eso que rápidamente retiran la manita. Todo esto pasa en un segundito, gracias a ese tren especial.

Los dos equipos del sistema nervioso

Dentro de este maravilloso sistema, hay dos equipos importantes. No se asusten, es fácil de entender.

  1. El equipo de adentro: Este es como el jefe. Vive dentro de nuestro cráneo y columna vertebral, y es el que manda las órdenes. ¡Es nuestro cerebro y médula espinal!
  2. El equipo de afuera: Estos son como los ayudantes. Están en todo nuestro cuerpo, desde las puntitas de los dedos hasta los dedos de los pies. Son los que llevan los mensajes al jefe.

Vamos a pensar en un ejemplo. Imaginen que están jugando en el parque y de repente sienten una cosquillita en el pie. Esa cosquillita es un mensaje que nuestros ayudantes envían al cerebro diciendo: “Hay algo en el pie, ¿Qué hacemos?”. Y el jefe, o sea, el cerebro, responde: “¡Mueve el pie!”. Así es como sentimos y reaccionamos. Mis niños lindos, este sistema es muy, pero muy especial. Gracias a él podemos bailar, saltar, reírnos y jugar. Nos ayuda a sentir el abrazo calientito de mamá, el sabor dulce de un helado y también a saber cuándo poner una carita triste porque algo nos dolió.

El tren de las emociones

También hay algo mágico en este sistema. No sólo nos dice cuándo algo está calientito o frío, sino que también nos ayuda a sentir emociones. Por eso, cuando ven una peli triste, pueden sentir ganas de llorar, o cuando juegan con sus amiguitos, se sienten felices.

Ahora, queridos niñitos y niñitas, cada vez que sientan algo o tengan una emoción, ya saben quién está trabajando detrás de todo eso. Es nuestro maravilloso sistema nervioso, ese tren mágico que lleva mensajes por todo nuestro cuerpecito. ¿Todo bien hasta aquí, mis niños obedientes? Espero que sí. No olviden que siempre estoy aquí para explicarles y ayudarles a entender estas cositas maravillosas que tenemos.

Y recuerden: aunque no lo veamos, siempre está trabajando para nosotros. Así que, cuidemos nuestro cuerpecito y escuchemos siempre lo que nos quiere decir. Que gusto estar con ustedes, amiguitos y amiguitas. Espero que hayan disfrutado aprender sobre este tema tan especial. ¡Hasta la próxima, pequeñitos y pequeñitas!

Tarea sobre el sistema nervioso para niños pequeños:

¡Qué emocionante que tus pequeñitos de preescolar estén aprendiendo sobre el sistema nervioso! Aquí hay algunas ideas de tareas simples y divertidas adecuadas para su edad:

  1. Dibujo del cuerpo:
    • Dales una hoja grande y pídeles que se tracen el contorno de su cuerpo (con ayuda de un compañerito o de un adulto). Luego, con crayones o marcadores, deben dibujar y colorear el cerebro en la cabeza y líneas que representen los «mensajitos» que viajan por todo el cuerpo.
  2. Danza de las neuronas:
    • Pon música y pídeles que se muevan como «mensajitos» viajando por el cuerpo. Pueden moverse rápidamente cuando algo está «caliente» y lentamente cuando algo es «suave». ¡Deja que su imaginación fluya con la música!
  3. Títere de mano:
    • Usando calcetines viejos, pídeles que creen un «cerebro-títere». Pueden usar botones, lana y otros materiales para decorarlo. Luego, pueden usarlo para hablar de lo que sienten o piensan.
  4. Historia sensorial:
    • Cuenta una historia y cada vez que menciones una sensación (por ejemplo, algo frío, caliente, suave, rugoso), los niños deben tocar o sentir algo con esa textura o temperatura. Puede ser un cubo de hielo, una almohada, una piedra, etc.
  5. Collage del sistema nervioso:
    • Recorta imágenes de revistas o imprime imágenes que representen los cinco sentidos. Luego, pídeles que peguen las imágenes en un papel y al lado dibujen las líneas o «mensajes» que van al cerebro.
  6. Canción del sistema nervioso:
    • Inventa o busca una canción sencilla sobre el sistema nervioso y enséñasela. Luego, pídeles que la canten y hagan movimientos que representen el envío de «mensajitos» al cerebro.
  7. Libro de los sentidos:
    • Haz un pequeño libro con ellos. En cada página, pídeles que dibujen o peguen imágenes de cosas que pueden ver, oler, tocar, escuchar y degustar. Al final, pueden compartir su libro con sus compañeritos.

Recuerda siempre adaptar las actividades según las capacidades y necesidades de tus pequeñitos. ¡Que se diviertan aprendiendo!